¡Precio rebajado! Sif?n crema inox+cabezal aluminio de lacor Expandir

Sifón crema inox+cabezal aluminio de Lacor

LACOR LACOR

Nuevo

El sifón para crema permite crear texturas que hasta hace poco solo estaban al alcance de los grandes cocineros.

Más detalles

74,63 €

IVA incluído

99,50 € IVA incluído

-25%

descuento bienvenida

Tienda de menaje líder... por calidad, precio y servicio

Pago seguro (Tarjeta Bancaria, PayPal, Reembolso, Transferencia...)

Envío gratis... pedidos superiores a 50 € de compra (península)

Garantía de satisfacción... más de 20000 clientes satisfechos

Basados en el mismo principio que los montadores de nata, los sifones pueden transformar en espuma casi cualquier mezcla líquida o semilíquida, dulce o salada, fría o caliente; ya se trate de purés, salsas, zumos, cremas o caldos. Su uso es muy simple: se llena el sifón con la mezcla, se enrosca el cabezal, se carga con cápsulas de N2O (óxido nitroso, inocuo para el ser humano), se agita, se deja reposar en el frigorífico o al baño maría (para calentarlo) y está listo para servir.

Los sifones permiten todo un mundo de usos en la cocina; se pueden conseguir cremas y espumas con una textura ligera y suave, tanto para complementar platos salados (entrantes, guarniciones) como para postres. Se pueden conseguir espumas frías a partir de gelatina, muy ligeras y con un sabor y un olor muy intensos; se pueden conseguir espumas frías a partir de productos grasos, más cremosas y pesadas, similares a una mousse; y se pueden conseguir espumas con claras claras de huevo (por ejemplo, añadiendo claras a un puré de verduras una crema de marisco).  En el caso de espumas veganas, sin claras ni lácteos, se preserva el sabor original de los alimentos y además se reduce el consumo de lípidos. 

Este sifón crema de Lacor está fabricado en acero inoxidable, con lo que resulta muy resistente y duradero. El cartucho ofrece un volumen de espuma hasta 4 veces mayor que el volumen de la mezcla introducida y está fabricado también en acero inoxidable.

Para evitar cualquier problema, recuerde respetar siempre las instrucciones de uso, respetar el límite de llenado y las temperaturas máximas para usos al baño maría. Para evitar obstrucciones en el sifón, se debe colar siempre el preparado antes de introducirlo. Aunque el cuerpo es apto para lavavajillas, el cabezal debe ser lavado a mano para asegurarse de liberar todos los orificios.

El contenido del sifón refrigerarse hasta dos semanas.